inicio
articulos
colaboradores
publicaciones
sobre td

"Hay dudas de que habr� un escrutinio honesto y correcto"

El Editor | 16 de Agosto 2007

• El expresidente Luis Alberto Monge dijo que los costarricenses s� quieren un TLC, pero “justo y que respete los derechos leg�timos de Costa Rica”.

Por Lorna Chac�n

A sus 82 a�os, Monge es el �nico vivo de los diputados que promulgaron la Constituci�n Pol�tica de 1949 y reconoce que nunca antes el pa�s hab�a visto surgir un aparato de poder y de propaganda tan “descomunal” como el que enfrenta hoy el pueblo de Costa Rica.

El exmandatario asegura que las instituciones encargadas de garantizar el equilibrio de poderes, como la Sala Constitucional, el TSE y una mayor�a de la Asamblea Legislativa, han pasado a ser parte del “engranaje” de ese aparato de poder y, si el pa�s sigue por este mismo rumbo, el �nico camino que le quedar� es el de la violencia.

La extensa conversaci�n se realiz� el pasado 8 de agosto en la legendaria residencia del expresidente, ubicada en Pozos de Santa Ana.

En esas amplias paredes cuelgan retratos y documentos que forman parte de una turbulenta parte de la historia costarricense durante los a�os 80, cuando el istmo era sacudido por guerras civiles dentro del marco de la guerra fr�a.

―�Cu�l es la visi�n que tiene Luis Alberto Monge de la coyuntura que vive el pa�s?

―Estoy triste y a ratos hasta pesimista, cosa que nunca fui, de ver los rumbos que ha tomado el pa�s.

En la superficie lo que hay es ese gran debate sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) pero, en realidad, �se es s�lo un cap�tulo.

El gran drama es que Costa Rica nunca hab�a estado enfrentada a un aparato de poder tan descomunal como el que hay ahora.

Es tan grave, que las instituciones encargadas del equilibrio de poderes, de salvaguardar los derechos ciudadanos, tanto individuales como colectivos, han pasado a ser parte del engranaje de ese aparato de poder.

Es decir, la Sala Cuarta, el Tribunal de Elecciones y una mayor�a de la Asamblea Legislativa forman engranajes de ese descomunal aparato de poder.

―�Y por qu� se ha concentrado tanto el poder?

―Esto se gesta en un proceso donde aparece tambi�n otro aparato que yo he llamado el “aparato de propaganda totalitario” que viene desarroll�ndose en nuestro pa�s desde hace varios a�os.

Ese aparato de propaganda totalitario sataniza a quienes no estamos de acuerdo con las pol�ticas de gobierno o a quienes estamos contra el texto actual del TLC.

Nos sataniza, nos califica de extremistas, de sindicalistas, como si fuera un delito ser sindicalista, lo que demuestra que no son muy democr�ticos, pues no se puede concebir una democracia sin sindicatos, aunque estemos o no estemos de acuerdo con ellos.

Entonces, dicen que quienes est�n contra el TLC y quienes critican a �scar Arias son sindicalistas, extremistas, que son pagados por (el presidente de Venezuela) Hugo Ch�vez.

―En su criterio, �cu�l es el objetivo de este aparato propagand�stico?

―Ese aparato empez� a funcionar hace varios a�os y particip� de manera decisiva en la �ltima campa�a electoral.

De forma paralela, desarrollaba campa�as con el fin de buscar un portillo para la reelecci�n presidencial.

Como ese portillo no se abri� por la v�a constitucional de la Asamblea Legislativa, recurrieron en dos ocasiones a la Sala IV.

En la primera, perdieron por un voto y en la segunda, cuando ya hab�an cambiado dos magistrados, lograron el atropello m�s inaudito que se ha dado sobre la Constituci�n de nuestro pa�s desde que fue promulgada el 7 de noviembre de 1949.

Entonces, yo escrib� un art�culo que se llam� el “Bazucazo Judicial”, en abril del 2003, diciendo que lo que se estaba dando era una agresi�n a la Constituci�n Pol�tica.

Si se presenta un candidato que tiene prohibici�n para la reelecci�n, como la tiene todav�a, es un candidato contra la Constituci�n Pol�tica.

Si ese candidato llega a aparecer como ganador en unas elecciones es un presidente de facto, ileg�timo y espurio. Eso lo mantengo.

La otra l�nea de acci�n fue impulsar a ese candidato contra la Constituci�n Pol�tica con todos los recursos de publicidad de forma impresionante.

Y, luego, la otra l�nea de acci�n fue impulsar el TLC y satanizar a quienes estamos contra ese TLC.

Ese aparato de propaganda est� enlazado por televisoras, prensa plana, radioemisoras, Internet y un aparato telef�nico secreto para hacer llamadas. Unas de estas llamadas son para hacer falsas encuestas sobre el TLC y sobre la popularidad de los gobernantes. Otras son para hacer amenazas, pues ha habido una serie de amenazas.

―�Usted ha sido amenazado?

―No, yo no he sido amenazado, pero me han contado de otra gente que s� ha sido amenazada, aunque debo tener mi tel�fono intervenido por ese aparato de propaganda descomunal.

Yo veo muy seria la situaci�n de la democracia costarricense.

―�Y c�mo se financia toda esa propaganda?

―Lo de recoger fondos en Costa Rica para publicar un art�culo no es tan f�cil. Los costarricenses no son tan generosos.

Por eso, ese aparato de propaganda millonario que ellos tienen est� financiado desde afuera.

No lo podemos probar, pero deben ser las transnacionales farmac�uticas y las transnacionales telef�nicas las que dan millones.

Aqu� se ha gastado en la campa�a electoral, en lo del TLC, en lo del atropello a la Constituci�n y en lo de satanizar a los adversarios al gobierno miles de millones �De d�nde vienen? Eso viene de afuera.

Usted ve el bombardeo que viene desde varios a�os atr�s por radio, prensa, televisi�n, por un aparato secreto de tel�fono que tienen ah� para llamar e insultar.

Y, ahora, el tribunal electoral se hace de la vista gorda ante ese desbalance que estamos sufriendo.

―�Cu�les son las razones por las cuales Luis Alberto Monge est� contra el TLC?

―Yo no soy economista. Lo que hice fue rodearme de un grupo de economistas de mi gobierno para que me ayudaran.

He tenido que basarme en opiniones muy autorizadas. Por ejemplo, lo que han dicho las cuatro universidades (p�blicas), para m� es muy valioso. Lo que dijo el primer pronunciamiento de la Conferencia Episcopal.

Lo que ha dicho mi exministro (Juan Manuel) Villasuso, lo que han dicho los juristas de la comisi�n que integr� la Universidad de Costa Rica.

Yo no tengo que ser un gran conocedor de estas cosas, yo me baso en lo que dicen costarricenses ilustres, honestos, de una gran trayectoria y que son los que me han dado los argumentos, que no voy a repetir aqu�, para decir que esto es un atentado contra Costa Rica, contra su soberan�a, contra su decoro, contra su derecho a escoger un camino para su futuro.

―�Por qu� usted ha criticado la forma en c�mo se realizaron las elecciones presidenciales del 2006?

―Las �ltimas elecciones han sido las m�s cuestionadas desde 1948.

El pueblo sigue pensando que algo raro ocurri� ah� y no la gente que est� con Ott�n Sol�s (excandidato presidencial del Partido Acci�n Ciudadana), porque yo no estuve con Ott�n Sol�s.

A m� me preocupa que despu�s de que se derram� sangre en Costa Rica por la pureza del sufragio y por escrutinios honestos y transparentes -que no fueron �stos tampoco- tengamos la situaci�n que hemos tenido.

Hay un estado de indignaci�n, de desesperanza, de angustia en el pueblo de Costa Rica que se estrella contra el aparato descomunal de poder que tenemos al frente y que se estrella tambi�n frente a la barbarie de un aparato de propaganda totalitario.

―Despu�s de las elecciones pasadas quedaron estas dudas y usted ha dicho que hay razones justificadas para pensar que en este referendo no habr� garant�as suficientes de que el escrutinio vaya a ser el adecuado. �Por qu�?

―Todav�a no se ha revelado todo lo que pas� en el escrutinio (del 2006), donde 700 irregularidades fueron rechazadas ad portas por el TSE.

Despu�s de lo que pas�, �qu� garant�as hay de que ese tribunal, que ha pasado a ser engranaje del aparato de poder, haga un escrutinio honesto y correcto cuando hay dudas sobre el que hizo la vez anterior para la elecci�n de presidente y diputados?.

―�Cree que podr�a darse un fraude en este referendo?

―Quedaron las dudas sobre la elecci�n pasada y esas dudas se reflejan sobre la actitud de los costarricenses en cuanto a lo que puede pasar ahora.

Entre los argumentos que daba el tribunal (ante las denuncias de irregularidades electorales) es que si no hubo fiscales, ya eso no era cosa de ellos, porque ellos lo �nico que ten�an que hacer era el escrutinio.

―Hoy se conmemora en Costa Rica el 20 aniversario de la firma de los acuerdos de paz en Centroam�rica y, precisamente, un grupo de personalidades emiti� un pronunciamiento diciendo que la paz de Costa Rica est� en riesgo con el TLC �Qu� opina usted?

―El parlamento noruego, que es el que hace las postulaciones para el Premio N�bel de la Paz, postul� a Costa Rica como pa�s para ese premio en tres ocasiones.

Posteriormente, en 1987, entregaron el Premio N�bel de la Paz en la persona del presidente (�scar Arias), aunque hay quienes dicen que era un premio para Costa Rica.

Nos duele que la persona que se qued� con el Premio N�bel, ese que hab�a sido postulado tres veces para Costa Rica como pa�s, sea ahora el responsable de que Costa Rica pueda ir por el camino del despe�adero y de la violencia por el autocratismo de �l, por el irrespeto a sus adversarios, porque hay una intolerancia incre�ble que no tiene nada que ver con la democracia.

―Usted menciona la palabra violencia y ha dicho que el pa�s puede ir por un atajo muy peligroso. �En qu� podr�a desembocar todo esto?

―En que el pueblo se sienta acorralado, que no tenga v�as para hacer valer sus derechos, sus opiniones.

Un poco ocurri� esto, dentro de factores y circunstancias diferentes en el 48. El pueblo de Costa Rica es pac�fico, ama mucho la paz y no le gusta la violencia pero, cuando se siente acorralado, se da cuenta de que ya no le queda otro camino.

En 1948, cuando se hab�an logrado unas m�nimas garant�as electorales despu�s de la huelga de brazos ca�dos, la presi�n del gobierno al perder las elecciones frente al periodista Otilio Ulate fue la de recurrir a la mayor�a que ten�a en la Asamblea Legislativa para anular las elecciones.

Hab�a un debate interno en la oposici�n de aquella �poca pues hab�a un grupo que pensaba que eso se iba a arreglar, por ejemplo, indemnizando a los militares para que no hicieran nada contra el triunfo electoral y estaba la tesis de (Jos�) Figueres, quien dec�a que esta gente no iba a entregar el poder por las buenas.

Anularon las elecciones y lleg� la encrucijada en la que el pueblo se pregunt� �y qu� hacemos ahora?. No hab�a m�s que tomar el camino que Figueres hab�a se�alado: la sublevaci�n.

―�C�mo compara esa coyuntura de 1948 con la actual?

―Bueno, cuando todo se va cerrando, no le dan oportunidad al pueblo de Costa Rica, �A d�nde va a llevar esto?

Ya yo estoy muy viejo, pero hay varias generaciones detr�s de m� que est�n muy inconformes y dicen: �vamos a aceptar que se instaure un autocratismo al servicio de intereses econ�micos nacionales e internacionales? �Nos quedaremos en la casa tranquilos y nos someteremos a eso?

Va a llegar un momento en que, si esto sigue como va, no va a quedar m�s alternativa que la fuerza, la violencia.

Esa es la violencia a la que ellos dicen que recurrimos nosotros, que s�lo creemos en las calles, que no creemos en las instituciones. Pero, si las instituciones son un engranaje del aparato de poder , �c�mo vamos a creer en ellas?

―Usted es liberacionista de coraz�n, pero se ha separado del partido �Por qu�?

―Yo me he separado del Liberaci�n Nacional secuestrado por (�scar) Arias para ponerlo al servicio de (el peri�dico) La Naci�n y al servicio de estos funestos intereses internacionales.

Yo del Liberaci�n eterno, el de las grandes luchas por las libertades, el de las grandes luchas contra la pobreza en Costa Rica no me puedo ir, porque soy parte de �l, me voy a la tumba con ese Liberaci�n pero no con este adefesio, con este Liberaci�n secuestrado, traicionado.

El Liberaci�n de (Jos�) Figueres, el Liberaci�n de don Chico (Francisco) Orlich, el Liberaci�n de (Daniel) Oduber no existe ya, �se est� desparramado por todo el pa�s en un dolor, en una angustia y en una incertidumbre al punto que tenemos que aguantar el dolor de que a un candidato que llev� nuestra bandera se le est� cuestionando si de verdad gan� las elecciones

―�Y c�mo analiza usted esa divisi�n interna?

―Lo que yo llamo el cascar�n de las estructuras legales es el que controlan ellos. A trav�s de ese cascar�n han puesto a Liberaci�n a defender causas que no son las del pueblo de Costa Rica.

Est�n aferrados a ese cascar�n y lo controlan a base de corrupci�n.

Yo no s� si se ha dicho pero la hija del presidente de la Sala Cuarta (Luis Fernando Solano) es la c�nsul general en Nueva York.

�Qu� independencia puede tener ese magistrado? Y �por qu� la mandan si no es de carrera, si no trabaj� nunca en eso?

Igual pasa en la Asamblea Nacional del PLN. Hay rebeld�a, pero la aplacan dici�ndoles (a los asamble�stas) que no les dar�n esto, ni lo otro, ni les ayudar�n en sus comunidades.

Hay una corrupci�n impresionante en ese sentido. Los votos se consiguen a base de coacciones.

Yo conozco empresarios que no est�n de acuerdo con el Gobierno, pero dicen que les da miedo enfrentarse porque los pueden bloquear en los bancos.

―�Qu� opina usted del hecho de que el presidente �scar Arias nunca haya querido debatir sobre el TLC ni cuando era candidato ni ahora que es presidente?

―No lo va a debatir porque �l, en su fuero interno, no quiere reconocer que hay fuerzas extra�as y contrarias al inter�s de Costa Rica detr�s de todo esto. Esas fuerzas son las que han financiado sus campa�as, que las siguen financiando y siguen financiando el aparato de propaganda totalitaria del pa�s.

No ha habido manera de que ellos revelen de d�nde vienen esos miles de millones para las campa�as que ellos tienen desde hace cinco o seis a�os. �l invita a que vayan a hablar con �l del TLC pero no para cambiar de opini�n, sino para decirles que tienen que votar el TLC. Al principio los sindicalistas se resist�an pero luego fueron y �para qu� fueron?, para nada.

�Vamos a aceptar que se instaure un autocratismo al servicio de intereses econ�micos nacionales e internacionales?

“�scar Arias nunca fue liberacionista, nos enga�� a todos”

El expresidente Luis Alberto Monge �lvarez estim� que el actual mandatario, �scar Arias S�nchez, nunca fue liberacionista y estima que enga�� a todos los miembros de ese partido.

“A ra�z de sus conductas de los �ltimos tiempos llegamos a la conclusi�n muy dolorosa de que en realidad �scar Arias no fue liberacionista. Busc� ver como se infiltraba en Liberaci�n Nacional pero yo creo que, en realidad, nunca fue liberacionista, nos enga�� a todos”, asegur� Monge.

Seg�n el exmandatario, “hay figuras as� en Am�rica Latina que han tenido una habilidad impresionante para enga�ar”.

“Creo que �l nos enga��. En realidad, no pensaba como nosotros pero se disfraz� de que pensaba como nosotros”.

Monge dijo que en los �ltimos tiempos se han hecho visibles “otros rasgos de la personalidad (de Arias) que eran menos conocidos o menos sospechados”.

“�l tiene una cierta vocaci�n autocr�tica y aristocr�tica que ahora se le ha salido. Habla mucho de los pobres y de que reparte el salario y los gastos de representaci�n, pero en los a�os en que �l estuvo como exmandatario nunca quiso contribuir a nada, ni siquiera al partido”, agreg�.

De acuerdo con Monge, “hay una personalidad de �l que no conoc�a el pueblo de Costa Rica, ni nosotros los que lo hab�amos tenido cerca. El es aristocratizante y autocratizante”.

(Semanario Universidad)

El Editor | 16 de Agosto 2007

1 Comentarios

**
#2298 el 17 de Agosto 2007 a las 08:35 PM Carlos S�nchez dijo:
Sumamente serio y preocupante las palabras de Don Luis Alberto Monge, a las que se le unen muchas otras voces como el ex-presidente Rodrigo Carazo, Monse�or Ignacio Trejos, Rolando Araya, Jose Miguel Corrales, Alvaro Montero Mejia, Eugenio Trejos y muchos otros m�s. No creo que si esto no fuera tan serio estos lideres nacionales no alzarian su voz tan alto para advertir las consecuencias de la maquinaria fascista que nos quiere aplastar, aun asi la mayoria de Ticos y Ticas siguen creyendo que si se aprueba el TLC todo sigue igual que no nos va a afectar en nada, no es conmigo la cosa, eso es lo peor de todo!

Si juntamos unos cinquitos y reunimos a todos estos personajes en un anuncio tal vez despabilemos algunos de nuestros miles de zombies ticos que se tragan esas tonterias de que sin TLC nos quedamos sin trabajo !que les parece!

Publique su Comentario

Nombre:

Dirección de E-Mail:

URL:

Recordar mis datos?
Si No

Escriba su comentario:


Reglas para publicar comentarios: Antes de publicarse, cada comentario ser� revisado por el moderador. Su direcci�n de e-mail no aparecer�.

Colaboradores

El Editor 300
Alberto F. Cañas 222
Alfonso Chase 125
Alvaro Madrigal Castro 138
Juan Manuel Villasuso 132
Rodolfo Cerdas Cruz 131
Armando Vargas Araya 65
José Calvo 131
Marlyn Bendaña Valverde 10
Luis Guillermo Solís R. 14
Flora Fernández 106
Luko Hilje 63
Luis Paulino Vargas Solís 112
Alberto Cortés Ramos 5
Anacristina Rossi 7
Rogelio Ramos Valverde 50
Pablo Barahona Krüger 35
Raúl Marín 40
Periscopio: allende nuestras fronteras 345
Columnista huésped 499
Juliana Martínez Franzoni 4
Jorge Vargas Cullel 79
Helio Fallas 19
Marcelo Prieto 5
Paúl E. Benavides Vilchez 37
Julio Suñol 18
David Fallas Redondo 7

Suscríbase

Reciba cada artículo publicado por los colaboradores en su E-Mail
Copyright © 2005 Tribuna Democrática, Todos los derechos reservados.
XHTML, CSS, 508, XML feeds