agosto 13

La verdad de por qué las dietas son peligrosas

0  comments

En primer lugar, debes saber que seguir una dieta estricta o milagro son peligrosas para la salud y no son la solución ideal para perder peso. Sí, a corto plazo ciertas dietas pueden causar pérdida de peso, ya que la mayoría de las veces conducen a la restricción calórica.

Sin embargo, a medio y largo plazo, los kilos perdidos en las dietas resurgen, ¡y en ocasiones incluso se duplican! Las dietas pueden ser perjudiciales para la salud, y tienen un impacto tanto mental como físico. Pueden provocar enfermedades y en casos extremos la muerte.

Cuando alguien adopta una dieta en la que se reduce drásticamente la ingesta de alimentos, el organismo no recibe suficientes nutrientes para satisfacer el hambre o para mantener los niveles de energía. Esto es un peligro y puede desatar un efecto rebote.

Una dieta no solo puede conducir a deficiencias nutricionales, sino que también puede manifestarse como síntomas secundarios como deshidratación, problemas digestivos, problemas cardíacos, calambres musculares, dificultad para concentrarse y mucho más.

La verdad de por qué las dietas son peligrosas

Consecuencias de una dieta mal llevada

La mayoría de las dietas consisten en eliminar una o más categorías de alimentos entre frutas y verduras, carnes-huevos-pescados, leche, almidones-cereales-panes, grasas o productos azucarados y zumos. El concepto de dieta no está ligado a una buena nutrición.

Las pautas alimenticias o dietas milagro están de moda, y este tipo de régimen reduce el nivel de proteínas, calorías, y puede afectar drásticamente la nutrición de una persona. Algunos expertos advierten que una mala dieta es algo que puede incluso llevar a la muerte.

Estas supresiones de alimentos tienen varias consecuencias en la salud de una persona:

  • Un desequilibrio nutricional: una dieta aporta demasiado poco de ciertos nutrientes (proteínas, carbohidratos, lípidos o fibras). Por día, una persona que realiza actividad física regular debe consumir entre 1800 y 2000 kcal. ¡Sepa qué algunas dietas proporcionan 574 kcal por día mientras que otras proporcionan hasta 2600 kcal! Estos pueden conducir a un aumento de peso… ¡lo cual es el efecto opuesto al deseado!;

  • Carencia o exceso de vitaminas y minerales: las dietas suelen provocar efectos secundarios como el efecto rebote y carencias de proteínas y calorías. Esta mala alimentación provoca fatiga, irritabilidad, trastornos digestivos, trastornos del sueño. Por el contrario, las dietas hipocalóricas pueden aportar demasiadas vitaminas y minerales.

  • Un riesgo para el capital óseo: las dietas que restringen el consumo de grasas o productos lácteos son generalmente responsables de una disminución del capital óseo. Estos riesgos son aún mayores en personas mayores de 50 años y mujeres posmenopáusicas;

  • Una profunda modificación del metabolismo: este problema de desbalance energético conduce a una recuperación del peso y aumento de la grasa al suspender la dieta. ¡Y este aumento de peso es generalmente mayor que el peso perdido!;

  • Un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular: en particular para las dietas que proponen el consumo de azúcares o grasas que son demasiado bajos o en cantidades demasiado grandes carecen de efectividad;

  • Estreñimiento: principalmente por una dieta baja en fibra, verduras y frutas;

  • Un efecto negativo en la moral: aunque los primeros días de dieta y los primeros kilos perdidos suelen tener un efecto positivo en la moral, a medio y largo plazo la tendencia se invierte. Los kilos son más difíciles de perder o recuperar, ¡lo que provoca sentimientos de culpa!;

¡Tenga en cuenta que las dietas suelen ser inútiles! De hecho, solo son necesarios para personas con obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m²) y deben realizarse bajo supervisión de un profesional para evitar cualquier tipo de problema.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo ante las dietas?

Como respuesta base a la reducción de la ingesta de alimentos, nuestro organismo entra en modo de “supervivencia”, y ajustará su uso de las reservas de energía para mantener activas sus funciones vitales (mantener el corazón latiendo, la temperatura corporal, etc.).

Esto es algo que obviamente puede conducir a la pérdida de peso, esa pérdida se presenta en forma de agua y músculo, pero nada de la grasa que deseamos eliminar. Mientras que comer menos obviamente puede conducir a perder peso, esta pérdida de peso corresponde principalmente a una pérdida de agua y pérdida de masa muscular.

¡Puede verse bien en la balanza, lo que nos lleva a creer que el objetivo está cerca! Ten cuidado, porque esto es todo lo contrario a lo que ocurre en el cuerpo. Cada caso es diferente, pero las dietas ricas en proteínas no siempre son lo más seguro para la gente.

No caigas en el engaño de las dietas milagro

La pérdida de peso lograda por la dieta a menudo toma la forma de un ciclo vicioso peligroso. Cuando en nuestro alimento reducimos la ingesta del grupo de alimentos ricos en proteínas, perdemos peso. Sin embargo, esta baja de peso es una solución a corto plazo.

Cuando los grupos de alimentos “prohibidos” se excluyen de la dieta, esta dieta se vuelve increíblemente difícil de mantener como alimentación. Por lo que en estos casos resulta más sencillo realizar cualquier tipo de ejercicio.

Reducir la cantidad de alimento puede producir pérdidas de control y frustraciones, lo que lleva a un consumo excesivo de alimentos excluidos y al retorno a los viejos hábitos por el efecto rebote. Esto da como resultado una recuperación del peso perdido, y a menudo una mala nutrición.

Cuida tu salud mental durante una dieta

La restricción de alimentos presenta una amenaza de desarrollar una relación masa con la comida y los dolores de hambre. Cuando una persona no sigue su dieta, a menudo experimenta sentimientos de culpa, baja autoestima e insatisfacción general con ella.

En otros casos, pensar constantemente en limitar los alimentos puede derivar en trastornos alimentarios como la bulimia, la anorexia o los atracones. Dado que la comida suele ser parte de muchas reuniones sociales, las personas con dietas restrictivas también pueden experimentar aislamiento y soledad.

Cualquier tipo de dieta o régimen se debe tomar en serio. En España se han registrado casos de hospitalizaciones por casos de desnutrición avanzada. Esto porque bajar el consumo de hidratos de carbono produce una reducción de la masa muscular.

El equilibrio es lo mejor

Los médicos afirman que en la dieta elegida, se debe encontrar un equilibrio nutricional y psicológico. Privarse nunca ha sido una solución viable para la salud. Esperamos que la lectura de este artículo te haya ayudado a entender que las dietas extremas inducen privaciones físicas que pueden tener repercusiones desastrosas para la salud.

Consumir demasiada fruta puede ser tan peligroso como el consumo excesivo de grasas. Si no se busca el equilibrio perfecto entre una alimentación sana y una dieta completa, tarde o temprano se revelarán los síntomas de una enfermedad profunda.

Si hay una regla cardinal que nunca debemos perder de vista con nuestra alimentación, es la de escuchar. Escucha a tu cuerpo, no cuesta nada y él siempre tiene la razón.

Aunque no es una solución rápida, la pérdida de peso permanente llevará tiempo. Desarrollar hábitos alimenticios conscientes, como escuchar las señales de hambre que nos envía nuestro cuerpo, es un paso importante para mantener un peso saludable. Nutriólogos: ¡estos especialistas están disponibles para ayudarlo en este viaje y cuestan menos que las dietas!

Preguntas Frecuentes

¿Es seguro reducir los hidratos de carbono?

La respuesta corta es sí. Por otro lado, los hidratos de carbono son alimentos base de la generación de energía de nuestro cuerpo. Pero también son los que contienen más calorías, por lo que consumirlos debe de ser en cantidades controladas.

¿Es seguro consumir solamente frutas y verduras?

Depende. Estos dos grupos contienen grandes cantidades de azúcar, lo que puede llevar a un posible caso de diabetes prematura.


Tags


You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Get in touch

Name*
Email*
Message
0 of 350